Progesterona, cáncer y fertilidad

Por (embrióloga).
Actualizado el 12/08/2010

Estudio de la función de la progesterona en el cáncer y la fertilidad de la mujer.

La Universidad de Córdoba, concretamente los Departamentos de Fisiología de la Reproducción y Biomarcadores Tumorales han llevado a la palestra a una de las hormonas más importantes del ciclo menstrual, la progesterona, y cada uno en su terreno están investigando y dando resultados en la medida de lo posible. Los resultados preliminares son alentadores para con los marcadores tumorales. En cambio, para la fisiología reproductiva, aún se están barajando y trabajando los datos.

Los grupos de investigación guiados por la profesora Rafaela Aguilar Cañas, para el equipo de Fisiología de la Reproducción y la profesora Juana Martín de las Mulas por parte del Departamento de Biomarcadores Tumorales, ambos de la Universidad de Córdoba, han elegido como herramienta de estudio la hormona de final del ciclo menstrual, la progesterona.

El estudio de la misma se centra en la diferenciación y proliferación celular.

El grupo de la profesora Aguilar, se ha centrado en el papel del receptor de progesterona, para comprobar cómo responde a determinados estímulos hormonales y poder comprobar cómo la hormona LH junto a la progesterona, pueden afectar al proceso de la ovulación.

Síguenos en Instagram

Esto lo están trabajando en un modelo animal, el de la rata, que aunque no es humano, puede emplearse como primera instancia.

La sustancia estrella del estudio es la atenuina, péptido que actúa inhibiendo al receptor de la progesterona y para conocer su efecto se ha sometido al modelo animal a tratamientos con hormona folículo-estimulante (FSH), con el fin de aumentar la atenuina y comprobar los acontecimientos que se producen con el receptor de progesterona.

Según el Catedrático de Fisiología y coordinador del proyecto, el dr. Sánchez Criado, comenta que podría ser muy interesante si lo relacionamos con los tratamientos de fertilidad humana.

Por el contrario, el Departamento de Biomarcadores Tumorales se ha encargado de analizar la posible proliferación celular que tiene esta hormona, gracias al funcionamiento de su receptor en las células dañadas, comprobando que la progesterona sí aumenta la proliferación de la células tumorales, pero que a través de determinados fármacos, este efecto se bloquea de inmediato, siendo uno de ellos, la tan conocida píldora del día después.

De todos los cánceres existentes, el cáncer de mama ha sido la diana de estudio en este caso.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Laura Gil Aliaga
Laura Gil Aliaga
Embrióloga
Licenciada en Biología y Bioquímica por la Universidad Miguel Hernández de Elche y la Universidad de Alicante (UA). Máster Universitario en Biología de la Reproducción Humana Asistida. Embrióloga en clínica UR Vistahermosa (Alicante) Más sobre Laura Gil Aliaga

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.