Recuperar la calidad seminal con ácidos grasos omega 3

Por (embrióloga).
Actualizado el 10/09/2013
Síguenos en Instagram

Conseguir un embarazo es cosa de dos y para ello es básico que la mujer tenga una reserva ovárica de calidad y el hombre una buen factor espermático. Sin embargo, hoy por hoy, los problemas de fertilidad van aumentando y cada vez más parejas necesitan acudir a un centro de reproducción para poder conseguir el embarazo. Las causas de los problemas de fertilidad se reparten en un 50% de esterilidad femenina, en otro 45% de esterilidad masculina y en un 10% de esterilidad de origen desconocido. . Centrándonos en el hombre, una mala calidad seminal es el principal problema de fertilidad masculino.

Según un estudio realizado por la andróloga Carmen Anarte, profesional de la Unidad de Reproducción Asistida Quirón Bilbao, la ingesta de ácidos grasos omega 3permiten recuperar la calidad del semen. Durante 4 años, han participado 90 varones con el historial de fracasos en tratamientos de reproducción asistida, y 30 donantes de semen elegidos por sus óptimas calidades seminales.

En dicho estudio se ha comprobado que un aporte de una suplementación exógena de aceite de microalgas, rico en DHA (ácido docosahexaenoico), y en dosis de 800 mg/día durante 10 semanas, consiga que pacientes infértiles alcancen una morfología de los espermatozoides y una vitalidad espermática similares a las de un donante de semen.

Ácidos grasos omega 3 y calidad seminal

DHA y semen

El DHA o ácido docosahexaenoico es una grasa del grupo omega-3 beneficiosa para el organismo. Son grasas poliinsaturadas que según el estudio pueden almacenarse en diferentes partes del organismo siendo los beneficios principales el buen desarrollo y funcionamiento del cerebro, la agudeza visual y el proceso de la concepción.

La doctora Anarte señala que las membranas de los espermatozoides poseen gran cantidad de ácidos grasos poliinsaturados y en caso de ser una membrana con menos ácido docosahexaenoico (DHA) esta se volverá rígida y menos flexible, hecho que hará que los espermatozoides tengan mayor dificultado para fecundar al óvulo.

El DHA podemos encontrarlo en las microaglas que forman parte del fitoplancton de las aguas marinas, y lo encontraremos en el pescado azul (salmón, atún, caballa...) Además podremos encontrarlo en algunos frutos secos (nuez, levadura) y en algunos aceites de semilla como por ejemplo el lino.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

 Cristina Mestre
Cristina Mestre
Embrióloga
Licenciada en Ciencias Biológicas, Genética y Reproducción Humana por la Universidad de Valencia (UV). Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la UV con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Embrióloga en IVI Barcelona. Más sobre Cristina Mestre

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.