Casos de esterilidad de origen masculino

Los expertos afirman que realizar un estudio andrológico puede contribuir a evitar fallos en los tratamientos de fertilidad así como a reducir la necesidad de recurrir a la donación de óvulos solo por no haber realizado un diagnóstico correcto a tiempo.

Factor masculino de esterilidad

A pesar de que el factor masculino es en muchos casos el responsable de la esterilidad, continúa siendo el gran olvidado en la reproducción asistida. Y lo es también en los casos difíciles.

El Institut Marquès ha realizado un trabajo de investigación en el que concluye que el varón es la causa del fracaso reproductivo del 71% de las parejas con esterilidad de larga evolución, es decir, parejas que llevan intentando conseguir el embarazo entre 8 y 30 años.

Pese a esta elevada incidencia, son muchos los países que centran sus estudios en la mujer y no analizan en profundidad el factor masculino, obligando a las parejas afectadas, alrededor del 81% según los datos del estudio, a verse en la necesidad de recurrir a la ovodonación. Esto es debido al envejecimiento y deterioro de los óvulos a los largo de los años que van pasando sin un diagnóstico adecuado.

Este tema fue profundamente debatido durante el Congreso de la Asociación Española de Andrología (ASESA) que tuvo lugar del 14 al 16 de mayo en Gran Canaria, en concreto tras la ponencia ofrecida por el Dr. Ferran García.

En el estudio, llevado a cabo por el equipo de profesionales del Institut Marquès, fueron revisados 701 casos de pacientes con esterilidad de larga duración que contaban con alrededor de 5 tratamientos previos fallidos en otros centros o países y una edad media de la mujer de 41 años.

Tal y como demuestran los resultados, el 64% de los pacientes que intervinieron en el estudio lograron el embarazo en el primer ciclo; en estos pacientes, 7 de cada 10 casos manifestaron un problema de origen masculino. De todos ellos, se produjo el nacimiento de 403 niños nacidos en 28 países de un total de 343 partos. Muchos de estos casos necesitaron la donación de óvulos, la cual se podría haber evitado con un estudio de la fertilidad del varón en los años previos .

Hasta 30 años luchando por tener un hijo

Generalmente las parejas están muchos años buscando el embarazo para conseguir ser padres, algunos desde los inicios de su relación y hasta que la mujer se encuentra en un punto cercano a la menopausia. Cuando estas parejas acuden a los centros de fertilidad es cuando surge la gran cuestión: ¿Cómo es posible haber estado tanto tiempo intentando conseguir el embarazo?

Son muchas las respuestas posibles:

  • Personas que asumen la infertilidad y no realizan ningún tratamiento médico.
  • Personas que dejan los tratamientos por pérdida de esperanza.
  • Personas que no dejan de luchar ferozmente en búsqueda del esperado bebé.

En el estudio del que hablamos, el 86% de los pacientes había realizado algunos tratamientos previos sin éxito en otros países y no se veían con fuerzas de seguir intentándolo. Sin embargo, tras descubrir por Internet o por conocidos otros centros reproductivos de referencia en los que se realizaban técnicas novedosas como el Diagnóstico Genético Preimplantacional, el IMSI o el uso del Embryoscope, decidieron intentarlo de nuevo al ver mayores posibilidades de conseguir el embarazo.

El pequeño porcentaje restante (14%) se correspondía con personas que no habían realizado tratamiento reproductivo alguno por haber asumido la esterilidad sin más o por motivos religiosos o éticos, hasta que cambiaron de idea ante la posibilidad de la adopción de embriones. Algunos de ellos ya había querido adoptar niños pero no lo habían conseguido.

Actualmente y gracias a los avances conseguidos en Medicina Reproductiva, 9 de cada 10 parejas con problemas de esterilidad consiguen su sueño de ser padres. Sin embargo, para conseguir este ansiado deseo de paternidad, es imprescindible realizar un diagnóstico adecuado y a tiempo sobre la causas de esterilidad. En caso contrario, será difícil conseguir el éxito a pesar de repetir varios ciclos reproductivos.

El factor masculino: clave del éxito

La mala calidad de los embriones es la principal causa de la mayoría de los casos recibidos en los centros de referencia de pacientes con esterilidad de larga evolución. Tal y como comenta la Dra. Marisa López- Teijón, Jefa de reproducción asistida de Institut Marquès y autora del estudio, esta calidad deteriorada de los embriones se puede atribuir al varón.

El hombre es el responsable del 50& de los casos de esterilidad de las parejas que acuden a los centros de fertilidad para realizar un tratamiento. En el 20% de los casos, la responsabilidad la comparte com la mujer pero en el 30% restante, la causa es únicamente el factor masculino. A pesar de estos alarmante valores,son pocos los centros de reproducción asistida que cuentan con un andrólogo especialista y por esta razón, el estudio del factor masculino queda apartado o es insuficiente en muchos casos.

El seminograma no es suficiente

El diagnóstico inicial del factor masculino se basa principalmente en el análisis del semen a través del seminograma. Sin embargo, la información que proporciona esta prueba es limitada ya que solo evalúa las probabilidad de gestación natural. Cuando esta probabilidad está disminuida se tiende a la rápida aplicación de las técnicas de reproducción asistida, sin estudiar en profundidad las posibles causas asociadas a la alteración de la muestra seminal.

Los espermatozoides son el vehículo empelado en el hombre para transportar el material genético hasta el interior del óvulo por lo que si éste material no es correcto, se producirán fallos en la Fecundación In Vitro, dando lugar a ciclos que finalizan con abortos o sin embarazo.

El seminograma informa sobre el número, movilidad y morfología de los espermatozoides pero no da información acerca de anomalías espermáticas más específicas como:

  • Defectos en la membrana.
  • Alteración de la reacción acrosómica.
  • Fragmentación del ADN.
  • Defectos en el centrosoma.
  • Aneuploidías: transporte de un número alterado de cromosomas.

Este tipo de anomalías no se estudian en un seminograma común por lo que es necesario recurrir a pruebas diagnósticas específicas.

Además, el seminograma normal no es garantía de fertilidad. Alrededor del 15% de los hombres con esterilidad presentan seminogramas con valores dentro de los límites de normalidad. El Dr. Ferrán García afirma que ante un seminograma normal se intuye que el hombre es potencialmente fértil y se le descarta como responsable de la esterilidad de la pareja, pero hoy en día se sabe que algunos de estos hombres con semen apararentemente normal pueden manifestar una patología oculta no detectable en el seminograma.

Esto debería hacernos recapacotar acerca de cuál es el momento más adecuado para realizar un estudio más profundo del varón.

Tanto en nuestro país como en otros, son pocos los centros dedicados al tratamiento de la fertilidad que cuentan con un servicio específico de Andrología centrado en Medicina Reproductiva.

A pesar de que el estudio andrológico supone un aumento del número de pruebas a realizar, a la larga supondrá un beneficio para la pareja, ya que permitirá identificar la causa o causas exactas de la esterilidad. Esto ayudará a su vez a encontrar el tratamiento más efectivo en casa caso, reduciendo los fallos en los tratamientos, con el desgaste físico, emocional y económico que esto supone.

Sobre Institut Marquès

Institut Marquès, con más de 90 años de historia en Barcelona, es un centro de referencia internacional en Reproducción Asistida. Cuenta con sedes en Gran Bretaña, Irlanda y Kuwait y clínica propia en Italia donde se ha convertido en el primer centro europeo de fertilidad que abre sus puertas. Su equipo formado por 140 profesionales, recibe a pacientes de más de 50 países que buscan ayuda médica para ser padres.

Un comentario

  1. usuario
    Paco Hernández

    En mi caso, hicimos dos FIV que salieron mal, los embriones eran de mala calidad y me hicieron otra prueba además del seminograma. En esta prueba vieron que los espermatozoides que yo producía tenían mala calidad genética y por eso los embriones eran malos. Así que tuvimos que pasar a donante y lo conseguimos a la primera. Yo animo a la gente a que no se rinda, la recompensa merece la pena. Ánimos

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar