Recursos económicos y obesidad

Nunca debe excederse de entre los 11 y los 15 kilos durante el embarazo. Todo lo que pase de ese peso, según un estudio realizado en los Estados Unidos, va a costar en exceso eliminarlo del cuerpo y por ello, el índice de masa corporal no debería de sobrepasar lo saludable, incluso en el estado más avanzado del embarazo. Parece que quien más infringe este hecho es la mujer con menos recursos económicos.

Parece ser que en un estudio realizado en Estados Unidos, concretamente guiado por la Doctora Bonnie E. Gould Rothberg, de la Universidad de Yale en Connecticut, ha descubierto que el embarazo y la evolución del mismo, en relación al aumento de peso está directamente proporcionado a los ingresos económicos que posea la madre gestante.

Este estudio se ha centrado en que parece que la gran mayoría de las mujeres con bajos recursos económicos engordan en exceso durante el embarazo, sin llegar a conocer la causa concreta, pero empieza a ser preocupante puesto que estamos hablando de un rango de edad de entre 14 y 25 años, lo que implica con mucha probabilidad un segundo embarazo tras el cual, el exceso de peso, será aún mayor.

Tras dar a luz, al parecer se recomienda, en lo que se refiere a la pérdida de peso, la lactancia materna, puesto que ayuda a perder alrededor de medio kilo de peso por semana, hecho que viene fabuloso puesto que 5 de los kilos ganados en la gestación, tres cuartos de mujeres del porcentaje estudiado no llegan a perderlos nunca.

El Instituto de Medicina (IOM), que se encuentra asesorando en los EE.UU, recomienda no ganar más de entre 11 y 15 kilos en un embarazo normal, ya que pasarse de ahí, puede ser mucho más costoso de eliminar que en una dieta estricta.

La frase, las mujeres pobres engordan más durante el embarazo, podría ser el titular perfecto para esta noticia.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar