Cuba y EEUU incluyeron una inseminación artificial entre sus negociaciones

Estas últimas semanas se ha hablado mucho del acercamiento que se ha producido entre Estados Unidos y Cuba, tras años de desencuentro ambos países han acercado posiciones.
La reproducción asistida es un tema que cada vez se trata con más normalidad, en esta ocasión ha tenido relevancia en un acuerdo internacional. Desde hace más de un año, se inició un diálogo para llegar a un acuerdo, entre las negociaciones se incluyó una inseminación artificial.

Para terminar con 53 años de desencuentros entre estas dos naciones, se ha realizado el canje de dos presos estadounidenses en Cuba, por el de tres presos cubanos en EEUU. Tras una conversación telefónica entre Raúl Castro y Barack Obama se formalizó el acuerdo, con más de un año de negociaciones y en las que ha intervenido el Papa para acercar posturas.

La semana pasada llegaron a la isla los tres agentes del servicio de inteligencia que estaban detenidos en EEUU, a cambio de la excarcelación del contratista americano Alan Gross y una fuente de la CIA. Tras la llegada al aeropuerto de Gerardo Hernández, uno de los espías del grupo de “Los Cinco”, se puedo observar a su mujer en avanzado estado de gestación. Adriana Pérez, la mujer del espía detenido no pudo visitar a su marido en ninguna ocasión durante los 16 años que estuvo encarcelado.

Embarazada mediante inseminación

Tratamiento de reproducción en la distancia

Cuando se le preguntó a Hernández, el recién liberado confesó “El sentimiento que tengo es enorme. Todo el mundo nos pregunta y nos estamos divirtiendo con todos los comentarios y especulaciones. La verdad es que tuvo que hacerse en silencio, y se darán pocos detalles porque no queremos dañar a nadie”. Aunque no reveló muchos detalles sobre el proceso, sí que bromeó con que “hubo que hacerlo por control remoto”.

La cadena norteamericana CNN ha conseguido contactar con varias fuentes que intervinieron en el diálogo y aclararon que Adriana Pérez se sometió a una inseminación artificial y se empleó el semen de su marido mientras éste seguía en prisión. Brian Fallon, portavoz del Departamento de Justicia norteamericano, explicó “Estados Unidos accedió a la petición de la Sra. Hernández de tener un hijo con su marido”. La mujer explicó que sentía deseos de formar una familia, con 41 años sabía que no podía esperar más y dadas las circunstancias, la única forma de conseguirlo era recurriendo a la reproducción asistida. Por este motivo, en una entrevista con el senador Patrick Leahy decidió explicarle su situación.

La demanda a Washinton llegó a través del senador Patrick Leahy, que trabajaba en mejorar las condiciones de Gross, que llevaba cinco años detenido en Cuba. Asesores de Leahy han añadido que “La expectativa era que este hombre nunca saliese de prisión (cumplía dos cadenas perpetuas consecutivas). Era su única oportunidad de tener un hijo” por lo que accedieron a la petición de la mujer. Afortunadamente, el desenlace de esta historia será distinto, tras el acuerdo histórico entre EEUU y Cuba, dentro de un par de semanas Adriana Pérez dará a luz a una niña que se llamará Gema, en compañía con su marido.

Un comentario

  1. usuario
    Andrea

    Qué fuerte, he alucinado con la noticia, lo de los espías me suena a película no parece que sea realidad. Esta mujer si que lo tenía claro que quería a su marido.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar