El 10% de los niños nacidos en España son prematuros

Los registros de natalidad manifiestan que uno de cada 13 bebés nace de forma prematura antes de la semana 37 de gestación. A causa de esto se producen un 75% de ingresos hospitalarios de neonatos.

Niños nacidos en la semana 37 de gestación

Es necesario realizar un seguimiento de estos recién nacidos para preverir posibles daños o alteraciones, nacer antes de tiempo hace que los órganos internos no hayan terminado de desarrollarse. La monitorización de estos bebés evita que puedan padecer secuelas importantes que afecten a su desarrollo.

Motivo del aumento de niños prematuros

El incremento del uso de las técnicas de fecundación in vitro junto con el retraso de la maternidad son las principales causas de que el número de bebés prematuros haya aumentado en los últimos veinte años.

Los expertos indican que este incremento se produce también por otras causas como factores de riesgo socioambiental como infecciones, no es necesario que esta infección esté localizada en el útero, incluso una infección bucal aumenta el riesgo de parto prematuro. Más del 80% de las gestaciones pretérmino tienen una infección concominante.

Hábitos de vida nocivos como tabaco y drogas o estrés también pueden ser factores desencadenantes, puesto que afectan a la circulación sanguínea. La disminución de la irrigación en la placenta o daños estructurales internos impiden que el útero aguante la presión ejercida por el bebé durante las últimas semanas de embarazo.

Aumento de los recién nacidos pretérmino

Otra alternativa que estudian los especialistas es una predisposición genética, las mujeres que nacieron de forma prematura tienen más posibilidades de que se adelante su embarazo. Una mujer que ha tenido un parto prematuro es más probable que en su siguiente embarazo también sufra un parto pretérmino espontáneo.

Cuidados en niños prematuros

Desde el momento del nacimiento estos bebés requieren cuidados especiales, en la unidad de neonatos de los hospitales prestan especial atención a las siguientes alteraciones:

  • Necesidad de ventilación mecánica
  • Imposibilidad de regular su temperatura corporal
  • Problemas digestivos que dificultan la asimilación del alimento
  • Hipoglucemias (bajadas de azúcar)

Es necesario realizar una diferencia entre los tipos de prematuridad, se considera prematuridad extrema cuando los niños nacen antes de la semana 28 de gestación y los problemas que éstos padecen son mucho más graves. La edad gestacional es inversamente proporcional a las complicaciones que sufrirán los bebés.

Una vez se han atendido los cuidados iniciales en los bebés prematuros se procede a una segunda fase, en la que se presta especial atención a las secuelas que pueden padecer a largo plazo, como dificultades cognitivas, alteraciones sensoriales, motoras y de conducta. Con el riesgo añadido de padecer infecciones respiratorios que agravan la situación, requiriendo atenciones especiales.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar