¿Qué es y cómo se hace una inseminación artificial casera?

Por (embrióloga) y (embrióloga).
Actualizado el 09/09/2016

La inseminación artificial (IA) casera no se considera una técnica de reproducción asistida, puesto que no precisa de intervención médica alguna. Aunque es un proceso sencillo que únicamente requiere la compra de un kit de inseminación artificial casera, los resultados son equiparables a las relaciones sexuales. Por tanto, el éxito reproductivo no es elevado.

La IA casera es muy común en mujeres que deciden ser madres solteras, en parejas lesbianas y en parejas con problemas de eyaculación o disfunción eréctil.

Material para la autoinseminación

Los instrumentos necesarios para hacer la inseminación artificial en casa pueden comprarse en la farmacia o bien obtenerse a través de Internet. Son los siguientes:

  • Jeringa estéril de 2 a 5 ml sin aguja. Las que incorporan una cánula son mejores porque aumentan su longitud.
  • Guantes de vinilo
  • Recipiente estéril para muestra de semen
  • Suero fisiológico que facilita la succión del semen

Puedes obtener información más detallada sobre esto aquí: Kit de inseminación artificial casera.

Inseminación artificial casera paso a paso

Una vez tenemos lo necesario comenzaremos el protocolo de actuación:

  • El primer paso es colocarse los guantes.
  • A continuación, se deposita la muestra de esperma de la pareja (o del donante) en el recipiente para ese fin. Es importante intentar mantener la temperatura, ya que los espermatozoides pierden movilidad con el descenso de temperatura. En caso de que la muestra seminal proceda de un banco de semen, estará congelada en nitrógeno líquido. Por tanto, será necesario descongelar la muestra siguiendo las instrucciones indicadas por el propio banco.
  • Para que el semen sea algo más fluido y facilitar así la succión, se puede mezclar con un poco de suero fisiológico. El suero debe estar a la misma temperatura que el cuerpo humano, aproximadamente a 36-37 °C.
  • Succionamos el semen con la jeringuilla.
  • La mujer debe colocarse en una posición que le mantenga la pelvis levantada, con las piernas abiertas ligeramente hacia arriba. Se puede conseguir la postura correcta colocando cojines en los riñones. Debe ser una postura cómoda, que se pueda mantener durante unos 30 minutos.
  • Con cuidado, se introduce la jeringa en la vagina hasta lo más profundo que sea posible, con especial delicadeza una vez esté en el interior. El objetivo es acercar al máximo los espermatozoides hacia el útero. No obstante, no hay que forzar, ya que se podrían producir rasguños o fisuras que resultarían contraproducentes. Resultará más fácil con ayuda, es decir, si no es la propia mujer la que introduce la jeringa, aunque puede ser ella.
  • Una vez situada la jeringa, se presiona el émbolo suavemente. De esta forma, el semen con los espermatozoides saldrá despacio y quedará depositado en el fondo vaginal.
  • Una vez hayamos acabado, succionaremos un par de mililitros más de suero con la jeringa y volveremos a repetir la operación. De este modo, aprovecharemos los espermatozoides que se quedan pegados en la pared de la jeringuilla.
  • Tras el proceso, reposaremos tumbadas en la misma posición durante una media hora y luego ya podremos regresar a nuestra vida habitual.

Para aumentar el éxito de la inseminación artificial casera, se recomienda controlar el ciclo menstrual y autoinseminarse en mitad del ciclo, que es cuando generalmente ocurre la ovulación. Se considera que el ciclo ovárico de la mujer empieza el día en que baja la regla y consta de 28 días. Por lo tanto, la mitad del ciclo coincidiría con el día 14 después de la bajada de la regla.

También existen diferentes métodos con los que se puede medir cuándo se produce la ovulación para hacerla coincidir con la inseminación. Si quieres más información sobre cómo controlar el momento de la ovulación, te recomiendo leer este artículo: Test de ovulación.

Éxito de la inseminación artificial casera

La inseminación vaginal casera no se considera una técnica médica, ya que no requiere ningún profesional cualificado. Es la propia mujer o su pareja la que realiza el proceso en casa. Por esta razón, no existen estudios que valoren las tasas de éxito de este procedimiento.

La técnica es sencilla y económica, por lo que muchas parejas lo intentan como primera opción ante problemas de fertilidad. Sin embargo, se debe tener en cuenta que la efectividad de la inseminación artificial casera es similar a las relaciones sexuales. De hecho, seguramente sea algo menor porque el esperma pasa por cierta manipulación desde que es eyaculado (deposición en el tubo y aspiración en la jeringa) y, si no se hace correctamente, puede deteriorarse. En el caso de semen de la pareja, se considera que el eyaculado ya no es viable si pasan más de tres horas desde la masturbación.

Por otra parte, si el semen es de donante, sufre un proceso de congelación y descongelación que puede también influir en sus propiedades. Cuando una mujer compra semen de un banco de esperma lo recibe en casa congelado y debe seguir de forma estricta las indicaciones marcadas por el banco para la adecuada descongelación de la muestra.

Tanto si se usa semen propio como de donante, es fundamental mantener las condiciones de temperatura para mantener la calidad del mismo y no disminuir las probabilidades de embarazo.

Cuando hay problemas de fertilidad severos no se recomienda este procedimiento porque probablemente no permita la gestación. En las clínicas de reproducción, las mujeres se someten a una estimulación ovárica para aumentar la probabilidad de embarazo. Además, el semen se capacita artificialmente para facilitar su llegada al óvulo, paso que en la IA casera se obvia.

Riesgos

Los peligros de realizar la inseminación artificial en casa son los mismos que los de mantener relaciones sexuales. La muestra de semen no es previamente analizada, por lo que existe riesgo de contagiar alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS).

Si la autoinseminación se realiza con semen de donante comprado de un banco de espermatozoides extranjero, el riesgo es menor, ya que las muestras son analizadas en el banco de semen.

Hablamos de centros extranjeros puesto que, en España, una mujer o pareja no puede comprar semen directamente a un banco español. Debe haber un centro reproductivo como intermediario para asegurar que la donación de semen se hace de forma anónima, tal y como establece la ley.

Si necesitas una inseminación artificial u otro tratamiento de reproducción asistida, te recomendamos utilizar esta "herramienta". Filtrará las mejores clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y te dará un informe a tiempo real con consejos útiles para que, tras el filtro, puedas elegir la clínica que mejor se adapte a ti.

Preguntas de los usuarios

¿La inseminación artificial casera funciona?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Aunque hay muchos casos en los que se logra el embarazo mediante este procedimiento, las probabilidades de éxito no son mayores a las logradas mediante las relaciones sexuales. Por esta razón, si hay problemas de fertilidad graves, no funcionará.
Leer más

¿Cuál es la principal diferencia entre la inseminación artificial y la inseminación casera?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La principal característica de la inseminación artificial realizada en un centro reproductivo es el lugar donde es depositado el semen: el útero.

En una inseminación casera el semen es depositado generalmente en la vagina, al igual que ocurre con las relaciones sexuales.
Leer más

Al igual que la inseminación artificial, ¿se podría hacer la FIV en casa?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

La fecundación in vitro (FIV) es una técnica mucho más compleja que la inseminación artificial. Se necesita anestesia, intervención quirúrgica, control riguroso de la estimulación ovárica debido a las mayores dosis de medicación, cultivo embrionario, etc. Por tanto, no podría hacerse en casa.

¿Existe algún riesgo por hacer la inseminación artificial casera?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

No, el riesgo de hacer la inseminación artificial casera con el semen de tu pareja es el mismo que manteniendo relaciones sexuales.

En el caso de utilizar semen de donante, el riesgo está únicamente en desconocer la procedencia de la muestra. Es fundamental que la muestra empleada proceda de un banco de semen que cumpla con la normativa de calidad y las exigencias legales.

¿Es seguro usar semen de donante de un banco?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. Los candidatos a donantes de un banco de semen pasan por unos rigurosos criterios de selección y se acepta a menos de un 10%. Una vez aceptados como donantes, pasan por exhaustivas pruebas físicas y psicológicas y revisiones médicas. Además, se someten a una batería de pruebas que analizan gran cantidad de enfermedades hereditarias e infecciosas.

Usar muestras de semen de hombres que se ofrecen de forma particular en webs, foros, etc., puede ser peligroso por la falta de control y el elevado riesgo de contagio de enfermedades.

¿Qué tipo de información puedo obtener sobre un donante de semen de banco?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Para hacer una inseminación artificial casera, la mujer solamente puede adquirir el semen de donante de un banco de gametos internacional. En algunos casos, se permite a la mujer ver una foto del donante cuando era bebé, escuchar un audio de su voz, saber detalles sobre sus intereses, situación familiar, estudios, etc., ver su test de inteligencia emocional y la impresión del personal del banco, además de los rasgos físicos como el color de ojos, pelo, altura y peso.

Lectura recomendada

Como hemos comentado a lo largo del artículo, la inseminación casera no es una técnica de reproducción asistida. Si deseas informarte sobre la técnica de la inseminación artificial que se lleva a cabo por parte de un especialista médico, te recomendamos echarle un vistazo a este artículo: ¿En qué consiste la inseminación artificial (IA)?

Por otro lado, si tienes dudas acerca de los síntomas que debes esperar o si es necesario hacer reposo tras una inseminación artificial, en este artículo podrás resolver todas tus dudas: ¿Qué hacer después de la inseminación artificial?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Cohen MR: Intrauterine insemination. Int J Fertil 7:235, 1962.

Diamond MP, Christianson C, Daniell JF, Wentz AC: Pregnancy following use of the cervical cup for home artificial insemination utilizing homologous semen. Fertil Steril 39:480, 198.

Dixon RE, Buttram VC Jr, Schum CW: Artificial insemination using homologous semen: a review of 158 cases. Fertil Steril 27:647, 1976.

Guttmacher AF: The role of artificial insemination in the treatment of sterility. Obstet Gynecol Surv 15:767, 1960.

Pfeffer WH, Wallach EE, BeckWW, Barrett ATM: Artificial insemination with husband's semen: prognostic factors. Fertil Steril 34:356, 1980.

Whitelaw WJ: The cervical cap self-applied in the treatment of severe oligospermia. Fertil Steril 31:86, 1979.

Preguntas de los usuarios: '¿La inseminación artificial casera funciona?', '¿Cuál es la principal diferencia entre la inseminación artificial y la inseminación casera?', 'Al igual que la inseminación artificial, ¿se podría hacer la FIV en casa?', '¿Existe algún riesgo por hacer la inseminación artificial casera?', '¿Es seguro usar semen de donante de un banco?' y '¿Qué tipo de información puedo obtener sobre un donante de semen de banco?'.

Ver más

Autores y colaboradores

 Andrea  Rodrigo
Andrea Rodrigo
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) con Máster Universitario en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida, impartido por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Postgrado de Experto en Genética Médica. Más sobre Andrea Rodrigo
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.