¿Influye la vitamina D en el embarazo y la fertilidad?

Por (ginecóloga), (ginecólogo) y (embrióloga).
Actualizado el 04/02/2021

La vitamina D es comúnmente conocida por estar relacionada con el metabolismo óseo y el calcio. Sin embargo, la presencia de receptores para esta vitamina en el ovario, el útero y la placenta la ha puesto en el punto de mira en relación con la fertilidad y el embarazo.

La carencia de vitamina D en mujeres en edad reproductiva es bastante habitual. Unos niveles de vitamina D en suero superiores a 30 ng/ml se consideran suficientes según los valores de referencia. Si los niveles de vitamina D están entre 21 y 29 ng/ml hablaremos de insuficiencia, y si son menores de 20 ng/ml se trata de una deficiencia.

Vitamina D y fertilidad

Existen numerosos estudios que relacionan los niveles de vitamina D y la capacidad reproductiva en la mujer y el hombre.

A continuación, se detalla el efecto de la vitamina D en la fertilidad femenina y masculina.

Fertilidad femenina

Según diversos estudios científicos, la vitamina D mejora las condiciones para la implantación embrionaria, debido a su acción en el endometrio. Esto es gracias al efecto antiinflamatorio e inmunomodulador de la vitamina D en el sistema inmunológico, ya que es necesario que el embrión sea tolerado inmunológicamente por la madre. Además, esta vitamina produciría la activación de genes relacionados con la implantación.

De igual modo, también ha sido descrito un aumento de la secreción de progesterona por las células de la granulosa del ovario. Esta hormona es imprescindible para que el embarazo sea evolutivo y se mantenga.

Por otro lado, la vitamina D se ha relacionado con la hormona antimulleriana (AMH), un buen marcador de la reserva ovárica, es decir, de la cantidad de óvulos que tiene una mujer en un momento determinado.

Además, la carencia de vitamina D afectaría a la endometriosis, al síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), a la aparición de miomas uterinos y aumentaría los abortos espontáneos. Todo esto provoca dificultad a la hora de lograr un embarazo y que este sea evolutivo. Por ello, si los niveles de vitamina D son adecuados, la mujer tendrá menos riesgo de padecer algunas de estas afecciones ginecológicas o las mejorará y, por tanto, presentará un mejor pronóstico en el momento de buscar una gestación.

Sin embargo, aún son necesarios más estudios que ofrezcan un resultado más concluyente sobre la implicación de la vitamina D en todos estos aspectos de la fertilidad femenina y en el embarazo.

Fertilidad masculina

La Vitamina D se ha asociado con la producción de espermatozoides (espermatogénesis) y su maduración.

Unos niveles adecuados de vitamina D parecen mejorar la motilidad de los espermatozoides en el seminograma. Otro efecto de la suplementación con vitamina D en los varones es que podría incrementar los niveles de testosterona, la hormona sexual masculina producida por los testículos.

No obstante, como en el caso de la mujer, se necesitan más estudios concluyentes que corroboren el beneficio de esta vitamina en la fertilidad masculina.

Vitamina D en el embarazo

Otra relación de la vitamina D que se ha estudiado ha sido con el embarazo. La carencia de vitamina D en la mujer embarazada podría ocasionar un mayor riesgo de complicaciones obstétricas. Algunos de los problemas que podría tener una mujer embarazada con bajos niveles de vitamina D son los siguientes:

Además, un déficit de vitamina D en mujeres embarazadas también generaría mayor probabilidad de sufrir un aborto espontáneo.

Ante una falta de vitamina D, el especialista puede aconsejar la toma de suplementos. Es importante que se haga bajo control médico con una dosis ajustada por el especialista.

Fuentes de vitamina D

Nuestro organismo produce en torno a un 80-90% de la vitamina D gracias al efecto de la radiación solar en la piel. Por tanto, lo más recomendable es una exposición moderada y diaria al sol de unos 15 minutos (evitando las horas centrales del día, que lo harían perjudicial para la piel) para mantener unos niveles adecuados de vitamina D.

Sin embargo, el 10-20% restante de vitamina D lo adquirimos por la dieta al ingerir determinados alimentos ricos en esta vitamina, como por ejemplo:

  • Pescado azul como el salmón.
  • Yema de huevo.
  • Hígado.
  • Leche, queso y yogures, especialmente si están fortificados.
  • Champiñón.

Cuando una persona tiene bajos niveles de vitamina D, la administración de suplementos con vitamina D es posible.

Aquellas mujeres que están buscando quedarse embarazadas, ya sea de manera natural o mediante un tratamiento de reproducción asistida, pueden consultar con un especialista para conocer sus niveles de vitamina D.

La reproducción asistida, como cualquier tratamiento médico, requiere que confíes en la profesionalidad de los médicos y la clínica que elijas. Lógicamente, no todos son iguales.

Esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

En el caso de que estas cantidades sean inferiores a las recomendadas, será el especialista quien recete los suplementos vitamínicos y ajustará la dosis para mantener unos niveles adecuados.

Preguntas de los usuarios

¿Qué consecuencias tiene bajos niveles de vitamina D en el embarazo?

Por Dr. Rubén Baltá I Arandes (ginecólogo).

Los niveles de vitamina D son de vital importancia durante el embarazo, ya que el déficit de esta vitamina puede conllevar un mayor riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional, deterioro del sistema inmunitario y bajo peso al nacer del recién nacido.

La vitamina D desarrolla múltiples y vitales funciones fisiológicas como la regulación del metabolismo, mantener los huesos y los dientes, implicación en el buen funcionamiento del sistema inmunitario y participa en el proceso de secreción de la insulina.

Según una revisión realizada por Cochrane, la administración a las embarazadas de suplementos de vitamina D sola probablemente reduzca el riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional y bajo peso al nacer, y podría reducir el riesgo de hemorragia posparto grave. No se conoce bien, si puede tener influencia en el riesgo de tener un parto prematuro de menos de 37 semanas de gestación.

¿Afecta la vitamina D a la implantación embrionaria?

Por Dra. Blanca Paraíso (ginecóloga).

A pesar de que tradicionalmente se ha dado importancia tan sólo al papel de la vitamina D en la salud ósea, cada vez gana más interés su posible rol en la fertilidad. Esta vitamina tiene receptores por todo el cuerpo, incluyendo ovario, endometrio y placenta, y se ha relacionado con resultados reproductivos y obstétricos.

En diferentes estudios se ha visto que unos niveles óptimos de vitamina D mejoran la posibilidad de embarazo. Sin embargo, todavía no está muy claro cuál es el mecanismo por el que aumenta la tasa de gestación.

En un estudio llevado a cabo en receptoras de óvulos de donante, en las que se presupone que todos los embriones van a ser de buena calidad, sí se objetivó que aquellas pacientes con niveles de vitamina D correctos tenían mayores posibilidades de quedarse embarazadas. No osbtante, en otro estudio realizado con transferencia de embriones euploides (sanos cromosómicamente), no se observó este efecto. Así, aunque la evidencia parece indicar que la vitamina D sí mejora la receptividad endometrial, probablemente su papel es más complejo de lo que parece a simple vista.

Otro posible mecanismo por el que la vitamina D podría aumentar las tasas de embarazo es mejorando la calidad ovocitaria. Se ha comprobado que los niveles de vitamina D en sangre son proporcionales a los niveles en líquido folicular, y se cree que la vitamina D podría paliar el envejecimiento ovárico, aunque no se ha podido estudiar de forma directa en los óvulos.

¿Influye la vitamina D en los tratamientos de FIV?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

Se ha visto que las mujeres con niveles adecuados de vitamina D tienen mayor probabilidad de éxito tras un tratamiento de FIV que las mujeres que presentan una carencia. Sin embargo, otros trabajos no han observado esta relación, por lo que se necesitan más estudios que apoyen o descarten la utilidad de la suplementación con vitamina D a las pacientes de tratamientos de reproducción asistida que presenten una carencia.

¿Necesito suplementos de vitamina D durante el embarazo?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

La decisión de si se debe administrar vitamina D o no durante el embarazo la tomará el médico en función de los niveles de esta vitamina en la mujer.

Una revisión sistemática encontró que la vitamina D podría reducir el riesgo de bajo peso al nacer y de tener un parto prematuro, mientras que si se administraba junto con calcio reduciría el riesgo de preeclampsia. Sin embargo, esta última combinación incrementaría el riesgo de parto prematuro.

Pese a esto, se concluyó que no hay suficiente evidencia para administrar suplementos de vitamina D a todas las mujeres embarazadas con el fin de mejorar complicaciones obstétricas y neonatales.

¿Qué relación tiene el lupus eritematoso sistémico y la vitamina D?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

La deficiencia de vitamina D es más común en personas afectadas por esta patología que en personas sanas. Una menor exposición solar por la fotosensibilidad que presentan estos pacientes, y una incapacidad para producir vitamina D activa por la disfunción renal, podrían explicar estos hallazgos.

En cuanto a la suplementación con vitamina D en estos pacientes, por su efecto inmunomodulador, hay resultados contradictorios. Mientras que algunos estudios no han encontrado ninguna relación clara en la actividad de la enfermedad y la serología con la suplementación con vitamina D, otros estudios han descrito una reducción de la actividad de la enfermedad por un efecto inmunosupresivo y antiinflamatorio.

Lecturas recomendadas

Si te interesa la fertilidad y la nutrición, te recomendamos visitar este artículo: ¿Cuáles son los tipos de alimentos que favorecen la fertilidad femenina?

Por otro lado, hemos comentado que los niveles de vitamina D pueden mejorar la movilidad de los espermatozoides. Si deseas obtener más información sobre este tema, puedes visitar este artículo: ¿Qué valores son normales en el análisis de la movilidad espermática?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Blomberg Jensen M, Bjerrum PJ, Jessen TE, et al. Vitamin D is positively associated with sperm motility and increases intracellular calcium in human spermatozoa. Hum Reprod. Jun 2011;26(6):1307-17.

Chen Y, Zhi X. Roles of Vitamin D in Reproductive Systems and Assisted Reproductive Technology. Endocrinology, April 2020; 161(4):1–12

Fichera M, Török P, Tesarik J, et al. Vitamin D, reproductive disorders and assisted reproduction: evidences and perspectives. Int J Food Sci Nutr. 2020;71(3):276–285.

Preguntas de los usuarios: '¿Qué consecuencias tiene bajos niveles de vitamina D en el embarazo?', '¿Afecta la vitamina D a la implantación embrionaria?', '¿Influye la vitamina D en los tratamientos de FIV?', '¿Necesito suplementos de vitamina D durante el embarazo?' y '¿Qué relación tiene el lupus eritematoso sistémico y la vitamina D?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dra. Blanca Paraíso
Dra. Blanca Paraíso
Ginecóloga
La Dra. Blanca Paraíso es licenciada en Medicina y tiene el doctorado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). También es diplomada en Estadística en Ciencias de la Salud. Doctora experta en Ginecología y Reproducción Asistida. Más sobre Dra. Blanca Paraíso
Número de colegiado: 454505579
Dr. Rubén  Baltá I Arandes
Dr. Rubén Baltá I Arandes
Ginecólogo
El Dr. Rubén Baltá es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona y tiene una especialización de Postgrado en Ginecología Estética y Funcional y cirugía genital cosmética de la Mujer por la Universidad de Barcelona. Más sobre Dr. Rubén Baltá I Arandes
Número de colegiado: 070709574
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Silvia Azaña Gutiérrez
Número de colegiada: 3435-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.