¿Qué vitaminas hay que tomar durante el embarazo?

Por (ginecólogo) y (embrióloga).
Actualizado el 13/07/2021

Durante el embarazo ocurren muchos cambios en la mujer y, el hecho de que un nuevo ser esté creciendo en su interior, hace necesario controlar el aporte de vitaminas y minerales.

Es muy importante llevar una dieta saludable y variada, para intentar suplir la cantidad de nutrientes que va a requerir esta situación tan especial como es el embarazo.

Por otro lado, la toma de suplementos vitamínicos antes y durante el embarazo debe estar siempre supervisada por el especialista. Un exceso de estos suplementos podría ser perjudicial para el correcto desarrollo del bebé.

Ácido fólico

La relación entre los niveles bajos de ácido fólico y los defectos del tubo neural ha sido muy estudiada. Estos defectos tienen su origen en una alteración en la fusión del tubo neural durante el desarrollo embrionario. Dicha alteración puede dar lugar al nacimiento de un bebé con espina bífida, cuya columna vertebral y médula espinal no se han formado correctamente.

Sin embargo, gran parte de los defectos del tubo neural se podrían evitar con una ingesta adecuada de folatos. Por ello, suele ser conveniente la suplementación con ácido fólico incluso antes de la gestación, cuando la mujer está buscando el embarazo. Además, la dosis recomendada de ácido fólico será mayor si la mujer tiene antecedentes relacionados con los defectos del tubo neural.

Fuentes de ácido fólico

Pese a lo mencionado anteriormente, la dieta también tiene un papel fundamental y se recomienda ingerir alimentos ricos en ácido fólico como:

  • Vegetales de hoja verde y frutas.
  • Legumbres.
  • Hígado.
  • Cereales.
  • Frutos secos.

Por otro lado, es muy importante que el especialista controle la dosis y el periodo de tiempo durante el cual la mujer debe tomar los suplementos de ácido fólico.

Hierro

El hierro es fundamental para un correcto transporte del oxígeno a todos nuestros órganos, ya que forma parte de la hemoglobina de los glóbulos rojos sanguíneos. Si existe un déficit de hierro, lo cual es posible en el embarazo porque las necesidades son mayores, se puede producir anemia ferropénica.

Además, concentraciones bajas de hemoglobina se han relacionado con bajo peso al nacer, parto prematuro e, incluso, mortalidad perinatal. Es por esto que el especialista puede considerar necesario pautar suplementos de hierro a la mujer embarazada, sobre todo, cuando se ha alcanzado la mitad de la gestación.

Fuentes de hierro

En cuanto a la dieta, algunos alimentos ricos en hierro son:

  • Almejas, chirlas y mejillones.
  • Carnes rojas y vísceras.
  • Legumbres.
  • Frutos secos.

Por otro lado, es importante mencionar que los suplementos de hierro se deben tomar en ayunas o con el suficiente espacio de tiempo entre comidas. Además, hay que evitar tomar este tipo de suplemento con leche, ya que dificulta su absorción.

Calcio

El aporte de calcio desde la madre al feto también es fundamental para el correcto desarrollo de sus huesos y dientes. Además, niveles bajos de este mineral se han relacionado con preeclampsia en la mujer embarazada.

Sin embargo, el aporte necesario de calcio normalmente se suele conseguir de la dieta. Por tanto, no es habitual que la mujer gestante tenga que recurrir a su suplementación. En este sentido, los alimentos ricos en calcio son los siguientes:

  • Lácteos.
  • Sardinas.
  • Coles.
  • Semillas de sésamo y almendras.
  • Garbanzos.

No obstante, hay ciertos casos en los que sí puede ser necesaria la suplementación de calcio. Por ejemplo, en mujeres que no ingieren las cantidades adecuadas de calcio el especialista podría pautar su administración mediante suplementos.

Vitamina A

Es cierto que la vitamina A es necesaria durante el embarazo, ya que podría evitar ciertas complicaciones obstétricas. No obstante, dosis elevadas de esta vitamina podrían tener efectos adversos sobre el feto como malformaciones.

Es por esto que la dieta debe aportar las necesidades de vitamina A de la embarazada, mediante la ingesta de alimentos como:

  • Yema de huevo.
  • Mantequilla y lácteos.
  • Mariscos y pescados.
  • Verduras, hortalizas y frutas.

De este modo, mediante la dieta se pueden conseguir los requerimientos de vitamina A, evitando así una suplementación innecesaria. Además, será mejor si la mujer embarazada obtiene esta vitamina a partir de alimentos vegetales.

Yodo

El yodo forma parte de las hormonas tiroideas y es un elemento indispensable para el desarrollo del cerebro. Sin embargo, la ingesta de este mineral por la dieta no suele cubrir las necesidades de la mujer embarazada, por lo que puede ser necesario el aporte de yodo mediante suplementos.

Este aporte de yodo puede ser conveniente incluso antes de la gestación y mantenerse durante la lactancia, ya que el desarrollo cerebral del bebé continúa en la infancia. Pese a ello, hay que tener precaución con el exceso de este mineral, porque se ha asociado a problemas tiroideos.

Otros requerimientos

Es conveniente el consumo de ácidos grasos omega-3 mediante la ingesta de pescados grasos, ya que reduce el riesgo de algunas complicaciones obstétricas como el parto pretérmino. Además, estos ácidos grasos son fundamentales para el desarrollo del sistema nervioso. No obstante, algunos especialistas pueden considerar necesaria la suplementación de ácidos grasos omega-3 en mujeres gestantes.

Finalmente, no se realiza un aporte generalizado (a todas las mujeres embarazadas) de suplementos con otras vitaminas como la vitamina D, vitamina E o vitamina C. Sin embargo, es importante la ingesta de estos y otros nutrientes a través de la dieta.

Preguntas de los usuarios

¿Qué consecuencias tiene bajos niveles de vitamina D en el embarazo?

Por Dr. Rubén Baltá I Arandes (ginecólogo).

Los niveles de vitamina D son de vital importancia durante el embarazo, ya que el déficit de esta vitamina puede conllevar un mayor riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional, deterioro del sistema inmunitario y bajo peso al nacer del recién nacido.

La vitamina D desarrolla múltiples y vitales funciones fisiológicas como la regulación del metabolismo, mantener los huesos y los dientes, implicación en el buen funcionamiento del sistema inmunitario y participa en el proceso de secreción de la insulina.

Según una revisión realizada por Cochrane, la administración a las embarazadas de suplementos de vitamina D sola probablemente reduzca el riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional y bajo peso al nacer, y podría reducir el riesgo de hemorragia posparto grave. No se conoce bien, si puede tener influencia en el riesgo de tener un parto prematuro de menos de 37 semanas de gestación.

¿Puedo conseguir las vitaminas que necesito mediante la dieta estando embarazada?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

La dieta es fundamental en las mujeres embarazadas, pero en ocasiones no es suficiente para aportar la cantidad de nutrientes extra que requiere la gestación.

Por ejemplo, es usual el aporte de ácido fólico mediante suplementos en la mujer embarazada (e, incluso, cuando se está planeando la gestación). Su déficit tiene consecuencias muy importantes para el feto, ya que está relacionado con los defectos del tubo neural, y la dieta en ocasiones no suple las cantidades necesarias.

¿Cuáles son las mejores vitaminas para mujeres embarazadas?

Por Silvia Azaña Gutiérrez (embrióloga).

Cada mujer embarazada puede tener unos requerimientos particulares, por lo que no hay unas vitaminas mejor que otras, sino unas vitaminas que se adapten mejor o peor a la situación individual de cada mujer.

Por ello, es fundamental que la ingesta de suplementos vitamínicos en mujeres embarazadas sea siempre pautada y supervisada por el especialista.

Lecturas recomendadas

Si estás embarazada, es posible que también te interese leer acerca de la dieta materna en la lactancia. Para ello, puedes visitar el siguiente enlace: Alimentación y nutrición de la madre durante la lactancia

Por otro lado, puedes obtener más información sobre la vitamina D y su efecto sobre la fertilidad en este artículo: ¿Influye la vitamina D en el embarazo y la fertilidad?

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Brown B, Wright C. Safety and efficacy of supplements in pregnancy. Nutr Rev. 2020 Oct 1;78(10):813-826.

Glenville M. Nutritional supplements in pregnancy: commercial push or evidence based? Curr Opin Obstet Gynecol. 2006 Dec;18(6):642-7.

Hovdenak N, Haram K. Influence of mineral and vitamin supplements on pregnancy outcome. Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2012 Oct;164(2):127-32.

Kontic-Vucinic O, Sulovic N, Radunovic N. Micronutrients in women's reproductive health: I. Vitamins. Int J Fertil Womens Med. 2006 May-Jun;51(3):106-15.

Kontic-Vucinic O, Sulovic N, Radunovic N. Micronutrients in women's reproductive health: II. Minerals and trace elements. Int J Fertil Womens Med. 2006 May-Jun;51(3):116-24.

Milman N, Paszkowski T, Cetin I, Castelo-Branco C. Supplementation during pregnancy: beliefs and science. Gynecol Endocrinol. 2016 Jul;32(7):509-16.

Vitamin supplementation in pregnancy. Drug Ther Bull. 2016 Jul;54(7):81-4.

Preguntas de los usuarios: '¿Qué consecuencias tiene bajos niveles de vitamina D en el embarazo?', '¿Puedo conseguir las vitaminas que necesito mediante la dieta estando embarazada?' y '¿Cuáles son las mejores vitaminas para mujeres embarazadas?'.

Ver más

Autores y colaboradores

Dr. Rubén  Baltá I Arandes
Dr. Rubén Baltá I Arandes
Ginecólogo
El Dr. Rubén Baltá es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona y tiene una especialización de Postgrado en Ginecología Estética y Funcional y cirugía genital cosmética de la Mujer por la Universidad de Barcelona. Más sobre Dr. Rubén Baltá I Arandes
Número de colegiado: 070709574
 Silvia Azaña Gutiérrez
Silvia Azaña Gutiérrez
Embrióloga
Graduada en Biología Sanitaria por la Universidad de Alcalá y especializada en Genética Clínica por la misma universidad. Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana Asistida por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Más sobre Silvia Azaña Gutiérrez
Número de colegiada: 3435-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.