La reforma del aborto sigue adelante tras la votación secreta del Congreso

183 votos en contra, 151 a favor y 6 abstenciones dan luz verde a la reforma de la ley del Aborto. Los socialistas promovieron una votación en aras de frenar la reforma del aborto y el resultado, pese a la votación secreta, mostró una acción coordinada y en bloque de la derecha.

La Ley Orgánica de Protección de los Derechos del Concebido y de la Mujer Embarazada, la reforma de la Ley del Aborto que lidera el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, pasó este martes su primer examen en el Congreso de los Diputados con una votación secreta, con papeletas y urna, a instancias del Grupo Socialista.

El pasado jueves la oposición registró en la Cámara Baja la petición para que la votación de su proposición no de ley de reforma del aborto fuese secreta. Las votaciones secretas del congreso de los diputados pueden hacerse de modo digital, con el mismo botón que las votaciones no secretas pero sin mostrar las votaciones por escaños, sino únicamente dando el resultado final. Existe otra opción, que consiste en el voto secreto en papeletas anónimas que son depositadas en una urna, siendo ésta la alternativa escogida por el PSOE para votar sobre el rechazo de la Ley del Aborto. Elena Valenciano, la número dos del Partido Socialista ha sido la encargada de defender la iniciativa.

Según el reglamento de la Cámara, la votación será secreta si así lo piden dos grupos parlamentarios o bien si lo solicitan una quinta parte de los diputados, 70 del total de 350 diputados, como ha sido el caso.

Según declaraciones de la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, solicitar el voto secreto tiene el objetivo de permitir a los diputados votar libremente independientemente del partido al que representen. Según el grupo socialista, daría la oportunidad de manifestar el rechazo a la reforma de ley a militantes populares que tuvieran discrepancia con la propuesta de reforma de la ley del aborto.

El debate previo y la votación contra la reforma de la Ley del Aborto

Durante el debate previo a la votación, la número dos del PSOE, Elena Valenciano pidió que el Ejecutivo no siga adelante con la reforma pues supone un “enorme retroceso” para la sociedad. Asímismo la diputada formuló una serie de preguntas al PP sobre la reforma: si garantiza la libertad de las mujeres, si será eficaz para el fin que persigue, si mejorará la igualdad entre las personas y si es necesaria.

Grupos parlamentarios como Amaiur y ERC han mostrado de modo incuestionable su contrariedad ante la reforma de ley, pero el ánimo de los socialistas de encontrar entre el sector popular un apoyo que rechazase la reforma de ley se ha visto truncada, por lo que la reforma de la Ley del Aborto sigue adelante, avanzando inexorablemente hacia unos criterios abortivos que no contemplan, entre otros, el aborto por malformación.

Congreso de los diputados y votación de la reforma de la Ley del Aborto

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar