La cámara baja del parlamento de Polonia ya no penará con prisión a los practicantes de la fecundación in vitro

La cámara baja del parlamento de Polonia, comúnmente conocida como Dieta, rechazó el proyecto de ley que determinaba la pena de prisión para aquellos que practiquen la fecundación in vitro (FIV).

10 de septiembre 2009

Después de que cayera el comunismo polaco en el año 1989, los grupos católicos lograron que el aborto se prohíba en la nación. Quienes lo practicasen serían castigados con una pena de dos años de prisión salvo que se tratase de una mujer embarazada, violada, o el embrión padeciera de una malformación sin solución médica.

Recientemente, el grupo de ciudadanos polacos denominado “Contra in vitro” reunió más de 160.000 firmas para que el proyecto sea aprobado. Su argumento contemplaba una pena máxima de tres años de prisión. Según la opinión de obispos católicos, la fecundación in vitro no es otra cosa que una “especie de aborto refinado”.

El proyecto de ley en contra de la FIV había sido presentado por un grupo de católicos ultra conservadores. Llegada la hora de la votación, los resultados mostraron que 244 diputados estaban en contra de la pena de prisión, 162 estaban de acuerdo y 10 prefirieron abstenerse.

Los miembros de las cámaras del Parlamento tienen opiniones diversas sobre el asunto en cuestión puesto que este no es el primer proyecto de ley sobre la fecundación in vitro. Previamente, la Plataforma Cívica, la Izquierda Socialdemócrata y Derecho y Justicia habían hecho referencia a este tema.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar