Embarazada después de los 40

El deseo de ser madre se ha retrasado en estos días debido a que se priorizan proyectos personales, esto puede conllevar consecuencias de elevado riesgo. La madre puede sufrir una serie de factores negativos, los cuales es necesario valorar y vigilar para que el parto se desarrolle con normalidad.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

Embarazada después de los 40

La primera consecuencia sobre la mujer a partir de los 40 años de edad, es el deterioro de la salud general de la madre. Se asocia a patologías tanto maternas como del recién nacido derivadas de factores individuales, ambientales y a la pérdida relativa de la mujer de soportar todos los profundos cambios metabólicos, fisiológicos, corporales e incluso mentales que este proceso involucra.

Ser madre a los 40

Posibles riesgos

El embarazo a partir de los 40 años ofrece una menor seguridad en cuanto a patologías ya que éstas van aumentando con la edad, como es el caso de la hipertensión y la diabetes. Además, que la tasa de aborto y parto prematuro son mayores que en grupos de mujeres más jóvenes.

Hipertensión y diabetes

La mujer con sobrepeso u obesidad, lo cual también es más frecuente sobre los 40, se asocia a la aparición de preeclampsia y diabetes gestacional. La preeclampsia es una subida de tensión ocasionada por el embarazo, que puede llegar a dañar gravemente al hígado, riñones y sistema de coagulación de la sangre maternos, lo que causará complicaciones que suponen una amenaza para la vida de ambos.

Cesárea y Síndrome de Down

Además, en estos casos el parto de cesárea es más frecuente, ya que la madre va sufriendo un proceso de envejecimiento que favorece la asociación de estas patologías. Por ejemplo, puede que el pequeño nazca con síndrome de Down, porque se liga al hecho de que gran parte de sus óvulos estén defectuosos o no son viables, aunque siempre será mayor la frecuencia de nacimientos de niños sanos.

Importancia de la edad del hombre

Por ejemplo, a los 30 años el riesgo de tener un hijo con síndrome de Down es uno en 400 casos, a los 40 años es uno cada 100 y a los 45 años, es uno en 30 casos. Además, se recurre a la cesárea también, dado que el parto natural conlleva a tener más riesgos de hemorragias, desgarros, inercia uterina y desprendimiento de la placenta.

El retraso de la maternidad tiene que ver con los cambios sociales de las últimas décadas. La participación cada vez más activa de la mujer en el plano laboral, político, social. La importancia que le conceden a su carrera profesional y su independencia económica, han contribuido al aumento de los matrimonios tardíos, sobre los treinta años, lo que ha desplazado la edad de la madre en la búsqueda de ese primer embarazo.

Si bien, un embarazo sobre los 40 tiene un mayor riesgo, también tiene ventajas como la madurez, situación económica estable, y por lo tanto, es una relación, que establecida a mayor edad, es más duradera y habitualmente los hijos son deseados y concebidos de común acuerdo.

Un comentario

  1. usuario
    oleida torres

    tengo 42 anños y deseo un embarazo después de 19 años de usar pastillas hace 3 meses lsa suspendi en busca de ser madre

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar