Después de la transferencia embrionaria, ¿y ahora qué?

La transferencia embrionaria es una técnica muy fácil que consiste en depositar los embriones en el útero mediante una cánula especializada. A pesar de que es un proceso sencillo, puede convertirse en el que más dudas e incertidumbre provoque, ya que tras su práctica se tiende a cuestionar todas las actividades que realizamos en nuestra vida diaria, por si alguna de éstas pudiera afectar al éxito de la implantación. Sin embargo, desde CREA Valencia te aconsejamos que esta época la vivas con relajación.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

Después de la transferencia embrionaria, ¿y ahora qué?

Recomendaciones tras la transferencia

Una vez el embrión o embriones han sido depositados en el útero, no podemos garantizar al 100% que vayan a implantar. No obstante, una actitud positiva nos ayudará a hacer más soportable la larga espera de dos semanas hasta realizar la prueba de embarazo.

Aprovecha este periodo y tómalo como excusa para hacer lo que más te guste. A pesar de que será difícil, intenta no pensar demasiado en el resultado de la transferencia. Distráete con actividades agradables que te hagan los días de espera más llevaderos, pero sin olvidar tomar de forma correcta la medicación que te hayan pautado. Es necesario seguir debidamente este tratamiento ya que con él se consigue el ambiente hormonal necesario para propiciar la implantación.

No te guíes por los síntomas que puedas presentar durante los días posteriores a la transferencia para predecir cuál será el resultado del tratamiento. Estos síntomas pueden ser muy variables, y a pesar de que sí que es cierto que existen algunos signos que pueden hacernos sospechar que se ha producido la implantación, la ausencia de molestias tampoco está relacionada con que el tratamiento no haya sido exitoso. Hasta el resultado de la prueba de embarazo en sangre, no hay nada confirmado.

Una de las recomendaciones más extendidas sobre qué hacer después de la transferencia, es hacer un reposo absoluto, como si nos recuperáramos de una cirugía importante. No hace falta, puedes seguir con tu vida normal, pero evitando ciertos esfuerzos y actividades deportivas de acción. Tampoco se aconseja mantener relaciones sexuales, ya que las contracciones uterinas durante el acto pueden dificultar que el embrión se establezca en el útero.

Cuando la transferencia se produce en el mismo ciclo en el que se ha llevado a cabo la estimulación ovárica, hay que tener en cuenta que los ovarios pueden encontrarse todavía inflamados como consecuencia de las hormonas que se han administrado para acelerar el crecimiento de los folículos. En ese caso, el reposo se recomienda no solo por precaución tras la transferencia, sino para que los ovarios vuelvan a su estado natural.

¿A quién debo consultar durante la betaespera?

Hoy en día, podemos acceder prácticamente a cualquier tipo de información gracias a las nuevas tecnologías. Esto puede ser una ventaja, pero a la vez un gran inconveniente, porque si consultamos en internet, podemos imaginar que sufrimos las peores situaciones posibles: hiperestimulación, aborto, fallo de implantación, baja respuesta, etc.

Por ello, en CREA Valencia te recomendamos que, ante cualquier duda o síntoma que consideres alarmante, consultes únicamente al personal de tu centro de reproducción asistida. Ellos te asesorarán sobre si es necesario que acudas a la clínica y te informarán de si puedes o no tomar medicación en caso de que los síntomas te produzcan ciertas molestias.

Recuerda que cada mujer y cada tratamiento son diferentes. No te dejes llevar por comentarios o historias que seguramente no tengan nada que ver.

En esta fase del embarazo todavía no es posible ver el embrión por ecografía, por lo que, después de las dos semanas de espera para la prueba de embarazo, si implanta, todavía tendremos que esperar, al menos, entre 7 y 14 días más para poder ver el saco gestacional.

Sin embargo, ya que lo único que está en nuestra mano es esperar, lo mejor es hacerlo de manera apacible y calmada. En CREA Valencia sabemos que, a veces, lo bueno tarda en llegar.

2 comentarios

  1. usuario
    Clara

    Buenas, me gustaría comentaros una pregunta. Dentro de dos días tengo mi prueba de la beta y tengo muchas dudas: por lo que voy leyendo en chats (sé que no debería hacer mucho caso a internet…) hay muchas chicas que se repiten la prueba 3 o 4 días después de haberse hecho la primera, ¿siempre es así?, es que a mí, mi médico, nunca me ha comentado nada de hacerme dos pruebas de hecho este es mi tercer tratamiento y nunca lo había oido antes. Gracia, un saludo.

    • avatar
      Victoria MolinerEspecialista en reproducción asistida

      Hola Clara,

      la prueba de embarazo en sangre se hace para medir los niveles exactos de la beta-hCG.
      Lo esperable en la evolución de estos valores en una gestación que se desarrolla correctamente, es que duplique su resultado aproximadamente cada dos días. Por eso a veces, los ginecólogos recomiendan repetir la prueba unos días más tarde, para observar cómo aumentan los valores, ya que se puedan dar situaciones, como el aborto bioquímico, en las que estos valores desciendan y por tanto nos esté indicando que el embarazo no prospera,

      un saludo.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar