¿Cuándo cortar el cordón umbilical?

Hasta hace poco tiempo no se prestaba mucha atención a esta práctica, se cortaba cordón que une a la madre y al bebé unos pocos segundos después del nacimiento.

Sin embargo, ahora se piensa que retrasar unos minutos el corte del cordón umbilical es beneficioso para el bebé ya que la sangre de la placenta sigue pasando al niño durante más tiempo. Las guías de neonatología recomiendan realizar un pinzamiento tardío del cordón cuando deje de latir o a partir del segundo minuto tras el nacimiento, aunque no todos los centros lo hacen.

Desde la Federación de Asociaciones de Matronas de España afirman que lo ideal sería que todos los hospitales siguiesen esta estrategia, recomendada por el Ministerio de Sanidad.

Los beneficios del pinzamiento tardío son el aumento de los niveles de hemoglobina y los depósitos de hierro en el recién nacido, lo que supone un menor riesgo de anemia.

Existe cierta controversia al respecto porque se pensaba que el pinzamiento tardío aumenta el riesgo de hemorragia materna, pero muchos estudios han descartado este efecto. Además, los beneficios están bien demostrados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que los beneficios del pinzamiento tardío del cordón umbilical pueden notarse en los niveles de hierro hasta los 6 meses de vida. Esto es muy importante para los bebés nacidos en entornos con pocos recursos y con un acceso limitado a alimentos ricos en hierro.

Pinzamiento del cordón umbilical

Esta técnica es aplicable también a los bebés prematuros. Si el niño está estable y no requiere reanimación, el pinzamiento tardío mejora la situación hemodinámica y los niveles de hematocrito, lo cual es muy importante para los prematuros.

Sin embargo no se debe aplicar en otros casos en los que sea necesario llevar a cabo una atención temprana del bebé. En este caso no se puede esperar a que el cordón umbilical deje de latir.

Un estudio publicado en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA) ha estudiado si el efecto se mantiene a largo plazo y para ello estudiaron a los niños hasta 1 año de vida. Los resultados no han sido concluyentes por lo que se requieren nuevos estudios al respecto.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad personalizada y recopilar datos estadísticos. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies.   Aceptar