¿Qué significa ser fértil y qué factores influyen en la fertilidad?

La fertilidad es la capacidad para reproducirse o procrear. En los humanos, la fertilidad masculina y femenina difieren en algunos puntos. Uno de ellos es el efecto de la edad, ya que la etapa fértil de la mujer se ve limitada con los años. Además del tiempo, hay otros factores que pueden influir a la hora de conseguir el embarazo, como las irregularidades en el ciclo menstrual, las alteraciones en la función de los ovarios o los fallos en la producción espermática.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

¿Qué factores influyen en la fertilidad?

En los humanos, hay muchos factores que determinan la capacidad de procrear, tanto en el hombre como en la mujer. Entre los más destacados, encontramos:

  • La edad reproductiva.
  • La capacidad para mantener relaciones sexuales.
  • La salud de ambos progenitores.
  • La calidad del semen.
  • La calidad de los óvulos.
  • La capacidad de la mujer para gestar.

La fertilidad masculina

La fertilidad masculina depende directamente de la producción de espermatozoides, de la calidad de éstos y de la capacidad de que salgan al exterior.

El hombre nace con los órganos masculinos inmaduros y, con la llegada de la pubertad, se producen unos cambios hormonales que permiten que empiecen a generarse espermatozoides en los testículos.

En el interior de los testículos, en unas estructuras llamadas túbulos seminíferos, se producen espermatozoides de manera permanente. Posteriormente, se transportan por los conductos deferentes y se expulsan por la uretra mediante la eyaculación.

Cualquier alteración que influya en alguno de estos pasos afectará, en menor o mayor medida, a la fertilidad masculina.

En algunos estudios, se ha visto que puede haber un descenso en la calidad seminal con la edad, ya que algunos parámetros como la concentración o la movilidad empeoran. No obstante, estos cambios en la fertilidad masculina no son tan acusados como en el caso de la mujer y se puede ser padre biológico incluso después de los 50 años.

Si quieres saber más sobre la esterilidad masculina, puedes visitar el siguiente enlace: ¿En qué consiste la esterilidad masculina?

La fertilidad femenina

La fertilidad de una mujer depende principalmente de la calidad de sus óvulos, así como de su capacidad de ovular y llevar a término una gestación correctamente.

El sistema reproductor de la mujer funciona de una forma muy distinta al de los hombres. Esto hace que también existan diferencias notables en la fertilidad de ambos.

En el caso de la mujer, desde el momento en el que nace, ya tiene todos los ovocitos que tendrá a lo largo de su vida. Es decir, la cantidad de óvulos de una mujer es limitada y viene determinada en el nacimiento.

Con la llegada de la pubertad, empiezan los ciclos menstruales y, con ellos, la menstruación. Esto significa que, en el interior de los ovarios, periódicamente, comienza el desarrollo de una serie de folículos (las estructuras que contienen los ovocitos) hasta que finalmente se produce la maduración total y posterior liberación de un óvulo maduro.

Fisiológicamente, este proceso ocurre todos los meses hasta que se aproxima la menopausia, momento en el estos ciclos se vuelven más irregulares o inexistentes. Con la llegada de la menopausia, que suele tener lugar alrededor de los 50 años, se da por finalizada la etapa reproductiva femenina. No obstante, la fertilidad de la mujer se ve disminuida mucho antes.

La etapa más fértil de la mujer es cerca de los 20 años de edad. A partir de los 30 años, su capacidad reproductiva va disminuyendo, y ocurre un descenso más pronunciado desde los 35 años. Es en el momento que cumple los 40 años que la fertilidad empeora drásticamente, cosa que hace que las probabilidades de conseguir embarazo de manera natural sean muy bajas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada mujer tiene un ritmo de desarrollo diferente y estas edades pueden cambiar significativamente.

Ciclo fértil de la mujer

A pesar de que la mujer es fértil durante todo el ciclo menstrual, las probabilidades de conseguir el embarazo varían a lo largo de éste.

Es durante la ovulación (momento en que el óvulo es expulsado de los ovarios hacia las trompas de Falopio) y los días cercanos a ella cuando es más probable conseguir la gestación. Esto es así porque en ese periodo es más fácil que se encuentren el óvulo y el espermatozoide y, por tanto, se dé la fecundación.

En un ciclo regular, la ovulación ocurre aproximadamente en el día 14 del ciclo o, lo que es lo mismo, 14 días después del inicio de la última menstruación. Por tanto, la ventana más fértil de la mujer se sitúa alrededor de ese día.

Teniendo en cuenta la fecha en la que se espera ovular y aumentando la frecuencia de las relaciones sexuales durante esa semana, las probabilidades de conseguir el embarazo aumentarán. Basándose en esta información, los calendarios o las calculadoras de ovulación pueden ser útiles en la búsqueda de la gestación.

A pesar de eso, el día exacto de ovulación puede cambiar de una mujer a otra. También puede haber variaciones en una misma mujer entre unos y otros periodos, especialmente si se tienen ciclos menstruales irregulares o existe algún problema de ovulación. Por esta razón, esta información no siempre es aplicable y, en ocasiones, hay que recurrir a otros métodos, como los tests de ovulación o los tratamientos de inducción de la ovulación.

Estudio de la fertilidad

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera que una pareja tiene problemas de fertilidad cuando es incapaz de lograr un embarazo evolutivo después de 12 meses de relaciones sexuales no protegidas. En ese momento, ya estaría indicado realizar estudios clínicos para determinar cuál puede ser el motivo de la esterilidad.

En el caso de las parejas en las que la mujer es mayor de 35 años, se recomienda que estos estudios se inicien si no hay gestación tras 6 meses de relaciones sexuales sin protección.

Es necesario que estos estudios se realicen en una clínica de reproducción asistida para realizar un diagnóstico correcto mediante un estudio personalizado de fertilidad de cada miembro de la pareja.

Primero, se debe realizar una amplia entrevista (anamnesis) con la finalidad de que el médico pueda determinar qué pruebas serán necesarias para identificar la causa de los problemas de fertilidad.

En el hombre, la prueba más informativa suele ser el seminograma, que consiste en evaluar una muestra de semen tanto microscópica como macroscópicamente. En el caso de la mujer, tanto el análisis hormonal como el recuento de folículos antrales mediante ecografía transvaginal son las pruebas más comunes.

En todas las parejas también se suele analizar el cariotipo para descartar las anomalías cromosómicas como causa de la esterilidad.

Puedes encontrar más información sobre estas pruebas en los siguientes enlaces: ¿En qué consisten las pruebas de fertilidad masculina? y ¿Qué pruebas se realizan para analizar la fertilidad femenina?

En función de los resultados obtenidos, se solicitarán pruebas adicionales o se indicará el mejor tratamiento para conseguir que la pareja pueda cumplir su sueño de ser padres.

Preguntas de los usuarios

¿Puedo aumentar mi fertilidad?

La vida saludable puede mejorar la capacidad reproductiva. Por ejemplo, algunos estudios han intentado relacionar la función de los antioxidantes en la formación de nuevas células sexuales (gametogénesis).

No obstante, en los casos en los que la fertilidad esté gravemente comprometida, será difícil mejorar la fertilidad y la mejor opción será recurrir a tratamientos de reproducción asistida.

¿En la Seguridad Social me pueden realizar un estudio de la fertilidad?

Sí, en los casos en que se sospecha que la fertilidad puede estar afectada, en la Seguridad Social se realizan estas pruebas. Sin embargo, no todas las pacientes podrán optar a realizar tratamientos de reproducción asistida por la Seguridad Social, ya que en cada comunidad autónoma hay una serie de requisitos diferentes para poder someterse a ellas.

¿Puedo saber mi nivel de fertilidad por mi flujo?

El flujo vaginal va cambiando su consistencia a lo largo del ciclo menstrual. Por ejemplo, es más abundante en el momento de la ovulación, por lo que nos puede ayudar a saber cuáles son los días más fértiles.

No obstante, si hay alteraciones que dificulten el embarazo, como una baja reserva ovárica o alteraciones en las trompas, no se detectarán mediante este método, por lo que no es un indicativo de fertilidad como tal.

Cabe destacar también que no debe utilizarse como método anticonceptivo, ya que es muy inseguro.

7 comentarios

  1. usuario
    pepita

    Si estoy tomando cosas naturales como semillas y demás… podría ser que estuviera afectando a mi fertilidad sin saberlo??? Gracias doctoras.

  2. usuario
    Caren

    Ayúdeme por favor

  3. usuario
    Caren

    Hola tengo 5 meses de retraso mestrual y me duele mucho la parte baja de la espalda pero hace 3 días
    Me hice una prueva de embarazo pero me salio negativa
    Uds creen que puedo estar embarazada

  4. usuario
    marce

    hola buen dia.. quisiera contarles mi problema.
    hace 1 año q estoi intentando quedar embarazada.. soy muy iiregular. pero ahora llevo 20 dias d atraso.. m realice dos test de embarazo pero m dan negativo. solo me ha salido un liquido rosado pero solo unas gotas en diferentes dias.. k podria ser?

  5. usuario
    Jimeoan

    Es cierto que es muy duro asumir la fertilidad. Creo que se debería hacer más hincapié en educación o divulgación en edades tempranas porque la gente no es consciente de la fertilidad y los problemas asociados hasta que ya es demasiado tarde.

  6. usuario
    monica79

    En todo el mundo tendria que ser accesible en la parte economica la fertilizacion invitro o insiminacion! vivo en argentina- san juan y no tengo los medios para hacer los tratamientos!

  7. usuario
    Sandy

    Tener problemas de fertilidad es muy duro, menos mal que exiten formas que te ayudan a tener hijos

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar