La obesidad, el tabaco y el alcohol disminuyen la fertilidad hasta en un 30%

Aquellas personas que no cuentan con un adecuado estilo de vida, y consumen en exceso algunas sustancias como el alcohol, el tabaco o los químicos cuentan con la probabilidad de menoscabar su fecundidad. El III Congreso Internacional de a Fundación IVI sobre Reproducción Asistida ha sido el contexto de estas declaraciones.

19 de mayo 2009

En cuanto a lo que se trata de fertilidad, son muchas las personas que padecen de su carencia, es decir sufren de infertilidad. Hay casos en los que se da de manera natural, o genética, por problemas del funcionamiento del organismo, o porque alguna enfermedad a comprometido y afectado algunos órganos vinculados a la reproducción. Sin embargo, existen algunos casos en los que la infertilidad podría ser evitada, como en los casos en los que los hombres y mujeres reducen su posibilidad de engendrar hasta en un 30 por ciento debido al consumo de tabaco y cafeína sumadas a una presencia de obesidad.

El efecto de la cafeína es que, si bien una mujer puede llegar a quedar embarazada sin mayor problema, el daño se causaría ya una vez en la gestación, pues hay mayores riesgos de que el niño no llegue a nacer vivo. Al momento de contar con un embarazo todo incide, desde el ambiente en el que una persona, o una pareja vive y se desarrolla dentro de la sociedad, hasta los hábitos y rutinas, como el ser sedentario, o consumir productos nocivos como alcohol, tabaco, químicos, que poseen un valor importante en la causa de esterilidad de muchas personas.

El marco de diálogo para comunicar todas estas causas ha sido el III Congreso Internacional de la Fundación IVI acerca de la Reproducción Asistida. Es así como el doctor Edward V. Younglai, que trabaja dentro del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de McMaster de Hamilton, en Ontario, Canadá, ha dicho que “Los denominados ‘compuestos perturbadores endocrinos’ (un grupo de productos químicos como los eftalatos, el bisfenol, el DDT, entre otros) pueden estar contribuyendo a resultados reproductivos adversos como la infertilidad, el aborto, el parto prematuro, el síndrome de ovarios poliquísticos, la endometriosis y el retardo en el crecimiento intrauterino en la población general”.

Los estudios de fertilidad demuestran que un buen estado de la salud favorece las posibilidades al momento de concebir un niño.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso del chat, foros o formularios indica que está aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.    Cerrar