Riesgos de la fecundación in vitro: ¿qué problemas pueden surgir?

Por (ginecólogo), (ginecóloga) y (embrióloga).
Actualizado el 24/05/2019

La fecundación in vitro (FIV) es un tratamiento complejo de reproducción asistida que en los últimos años ha permitido el nacimiento de miles de niños en mujeres o parejas con problemas de fertilidad.

A pesar de ello, es posible que las mujeres que se sometan a una FIV tengan un mayor riesgo de sufrir algunas complicaciones durante el proceso o una vez conseguido el embarazo.

En concreto, los principales problemas asociados a la FIV se deben a la estimulación ovárica hormonal y a la transferencia intrauterina de embriones.

Estimulación ovárica

La estimulación ovárica controlada consiste en la administración de fármacos hormonales para provocar un desarrollo folicular múltiple en los ovarios de la mujer.

Si lo normal en un ciclo menstrual es desarrollar un folículo que dé lugar a un óvulo maduro, con la medicación hormonal se pretende obtener varios óvulos que puedan ser fecundados con el objetivo de aumentar la probabilidad de embarazo.

Sin embargo, tanto la administración de hormonas como la intervención para extraer los óvulos maduros (punción folicular) tienen ciertos riesgos que la mujer debe saber antes de iniciar una FIV:

Síndrome de hiperestimulación ovárica
consiste en una respuesta muy elevada de los ovarios a la medicación hormonal. Se desarrollan muchos folículos, los ovarios crecen en exceso y, después de la ovulación, el líquido contenido en los folículos puede pasar a la cavidad abdominal. Los síntomas de esto son el dolor y la hinchazón, las náuseas, la diarrea, el aumento de peso, etc. En los casos más graves, puede aparecer ascitis, taquicardia y dificultad para respirar.
Riesgos de la extracción de óvulos
la punción ovárica es una intervención quirúrgica sencilla que se hace con sedación. Los posibles efectos secundarios de la anestesia son un pequeño malestar, mareos o bajada de presión, pero nada más serio. Por otra parte, una complicación que puede surgir durante la punción es el daño a los órganos de la pelvis, lo que puede causar hemorragias o una infección.

Tal y como nos explica la ginecóloga Valeria Sotelo:

Los síntomas más importantes son náuseas, vómitos, distensión y dolor abdominal.

Normalmente, es un cuadro que conforme pasa el tiempo puede ir mejorando, pero hay casos que pueden llegar a ser graves entre los 7 y 10 días de la administración de la hCG, que es la gonadotrofina coriónica humana.

Si necesitas consultar más información sobre todos estos procedimientos que tienen lugar durante la FIV, puedes leer el siguiente artículo: ¿Cómo es el proceso de FIV paso a paso?

Si necesitas hacerte un tratamiento de fecundación in vitro para poder ser madre, en 3 simples pasos, esta "herramienta" te enviará un informe totalmente personalizado, con la información detallada del tratamiento que necesitas, las clínicas de tu zona que cumplen nuestros criterios de calidad y sus presupuestos. Además, incluye consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer las primeras visitas a las clínicas.

Transferencia de embriones y embarazo

Una vez hecha la fecundación de los óvulos en el laboratorio, llega el momento de hacer la transferencia de embriones para que puedan implantar en el útero materno y dar lugar a un embarazo.

Cabe destacar que la Ley 14/2006 sobre técnicas de reproducción humana asistida solamente permite la transferencia de un máximo de 3 embriones. Aún así, el riesgo de obtener un embarazo múltiple es elevado.

Según nos cuenta el Dr. Miguel Dolz:

Por ley el límite máximo son 3 embriones, generalmente transferimos 2, en determinadas circunstancias 3 e intentamos ya cada vez más en que sea un único embrión.

A continuación, vamos a comentar este y otros inconvenientes de la FIV relacionados con el embarazo:

Embarazo múltiple
desde su implantación, las técnicas de reproducción asistida han aumentado la tasa de embarazo gemelar e incluso de embarazo triple. Este hecho, sumado a la edad de la mayoría de las pacientes que recurre a la FIV, hace que los riesgos del embarazo sean mayores tanto para la madre como para los bebés. Por ejemplo, puede haber un parto prematuro, cesárea, muerte fetal, preeclampsia, etc.
Aborto natural
la pérdida del embarazo en las primeras semanas es algo que ocurre en el 20% de los casos aproximadamente. Lo que ocurre con la FIV es que se detectan muchos más abortos bioquímicos que cuando éstos suceden en un embarazo natural, ya que pueden confundirse con una simple menstruación.
Embarazo ectópico
consiste en la implantación del embrión fuera del útero como, por ejemplo, en las trompas de Falopio. El riesgo de que esto suceda después de una FIV es del 2-5%, mientras que en un embarazo natural es sólo del 1%. Esto se debe a la transferencia embrionaria dentro del útero y a la probabilidad de que las trompas de Falopio estén dañadas.

Si quieres obtener más información sobre los tipos de abortos que pueden suceder en los primeros meses de embarazo, te recomendamos continuar la lectura aquí: Tipos de aborto espontáneo.

Preguntas de los usuarios

¿Qué otros problemas pueden surgir durante un tratamiento de FIV?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Aparte de los riesgos más bien físicos que pueden surgir durante una FIV, el factor psicológico y emocional también está muy presente en todos los pacientes de reproducción asistida. Es posible sufrir episodios fuertes de estrés y ansiedad, sobre todo al recibir un diagnóstico o un resultado negativo.

Por otra parte, también pueden surgir problemas económicos debido al elevado coste de los tratamientos de fertilidad. En caso de financiar el tratamiento, es posible que los pacientes deban estar durante varios meses pagando aún no habiendo embarazo.

¿La fecundación in vitro tiene algún riesgo para el bebé?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Hay algunos estudios que afirman que los niños nacidos mediante FIV tienen un riesgo ligeramente incrementado de sufrir defectos congénitos: un 4.5% frente al 2-3% del resto de la población. No obstante, no está demostrado que esto sea debido a la técnica de reproducción asistida en sí o, en cambio, a los problemas de infertilidad de los padres.

Recientemente, también ha sido demostrado que los niños nacidos por reproducción asistida no tienen por qué sufrir esterilidad, ya que la primera niña nacida por FIV en todo el mundo, Louise Brown, pudo ser madre de manera natural en el pasado 2006.

¿La ICSI tiene algún riesgo para la mujer?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

La ICSI o inyección intracitoplasmática de espermatozoides tiene los mismos riesgos que la FIV convencional, ya que el tratamiento hormonal y los pasos son los mismos. El único procedimiento diferente es la manera de fecundar los óvulos. Con la ICSI, se introduce directamente el espermatozoide dentro del óvulo con una microinyección, pero esto no tiene ninguna consecuencia negativa para la mujer ni para el embrión.

¿Qué problemas éticos tiene la FIV?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

A pesar de que la FIV ha ayudado a miles de familias a convertirse en padres, es una técnica que sigue teniendo detractores debido a cuestiones éticas relacionadas con la manipulación de la vida.

Estas personas consideran que no es ético crear embriones de forma artificial, muchos de los cuales serán descartados por no cumplir requisitos de calidad y no tendrán posibilidad de nacer.

Además, todavía existe más controversia con técnicas como el DGP, ya que esto abre la posibilidad de seleccionar embriones en base a sus características genéticas y sexo masculino o femenino.

Lectura recomendada

Otro riesgo de la FIV es la posibilidad de que tenga que cancelarse el ciclo debido a diversas complicaciones que pueden surgir durante el tratamiento. Puedes saber cuáles son en el siguiente artículo: ¿Por qué se cancela un tratamiento de fecundación in vitro?

En caso de transferir más de un embrión después de la FIV, existe el riesgo de obtener un embarazo múltiple con consecuencias graves para la salud de la madre y del futuro bebé. Es importante saber cuáles son en el siguiente artículo: Riesgos del embarazo múltiple.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Bibliografía

Autores y colaboradores

Dr. Miguel Dolz Arroyo
Dr. Miguel Dolz Arroyo
Ginecólogo
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia en 1988 y doctorado en Medicina en 1995, con especialidad en Obstetricia y Ginecología. Es experto en Medicina Reproductiva, con más de 20 años de experiencia en el sector, y actualmente es el director médico y fundador de FIV Valencia. Más sobre Dr. Miguel Dolz Arroyo
Número de colegiado: 464614458
Dra. Valeria Sotelo
Dra. Valeria Sotelo
Ginecóloga
Licenciada en Medicina por la universidad de Buenos Aires, con la especialidad en Ginecología y Obstetricia. Formación de Máster en Cirugía Videolaparoscópica y título de especialista en Tocoginecología. Miembro asociado de la SEF y SEGO. Más de 10 años de experiencia en el campo de Medicina Reproductiva. Más sobre Dra. Valeria Sotelo
Número de colegiada: 030309166
 Zaira Salvador
Zaira Salvador
Embrióloga
Licenciada en Biotecnología por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Biotechnology degree en la National University of Ireland en Galway (NUIG) y embrióloga especialista en Medicina Reproductiva con el Máster en Biotecnología de la Reproducción Humana por la Universidad de Valencia en colaboración con el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) Más sobre Zaira Salvador
Número de colegiada: 3185-CV

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.