Cómo superar la betaespera emocionalmente

Por (psicóloga).
Actualizado el 12/08/2014
Síguenos en Instagram

Los tratamientos de fertilidad se parecen a una carrera de obstáculos, hay que superar cada etapa sin perder energía ni desfondarse. Las personas con una buena resistencia que pueden continuar con su vida habitual sin que el tratamiento sea el centro de su existencia, y además aportan pensamiento positivo y optimismo son los que mejor sobrellevarán esta carrera de obstáculos.

Como psicóloga de la clínica FIV Valencia, he podido constatar que cada etapa presenta su complejidad, pero los días que van desde la transferencia de embriones hasta que se realiza el test de embarazo son especialmente difíciles a nivel emocional.

Afrontar la espera de beta hCG

Al inicio del tratamiento, el paciente está implicado de lleno en el proceso, acude a las visitas, se administra la medicación y está en constante contacto con el personal de la clínica. Una vez se llega a la transferencia, entramos en un "agujero negro" de pasividad, soledad y espera que se lleva realmente mal, este periodo es conocido como betaespera, porque durante unas dos semanas se espera hasta que se realiza el análisis de la hormona beta HCG para comprobar si existe embarazo.

Durante la betaespera solemos caer en emociones positivas: euforia, altas expectativas y esperanza, así como sentimientos negativos tal como impaciencia, miedo al fracaso, irritación por incertidumbre e impotencia. Existen estrategias para sobrellevar estos días con serenidad y la moral alta. Para empezar debemos cambiar el chip, habitualmente se considera el periodo del tratamiento como un incómodo trámite por el que hay que pasar y del que conviene olvidarse cuanto antes.

Consejos para la betaespera

Sería más recomendable pensar en él como un periodo de preparación para el embarazo o pre-espera del que podemos extraer beneficios para el resto de nuestras vidas. Si en este tiempo nos entregamos a lo realmente importante, que es nuestro cuidado físico, mental y gestionar nuestras emociones de una forma eficaz, saldremos reforzados de esta etapa y nos sentiremos mejor con nosotros mismos. Algunos consejos para lograrlo son:

  • Se trata de un momento de introspección interior, lleno de pensamientos y emociones, así que escríbelas! Comienza un diario explicando tus sentimientos e iniciando un diálogo con tu bebé, los niños adoran escuchar "el cuento de cuando yo nací"
  • Tu mente y cuerpo están en una situación de máxima exigencia (medicación, punción, transferencia...) así que deberías darte alguna recompensa, ¡mímate!. Planifica un momento especial para ti, donde te cuides, ve a un salón de belleza, queda con amigas o disfruta de una buena película.

Recomendaciones en la betaespera

  • Realizar una rutina de meditación, relajación o yoga disminuye la ansiedad y aumenta la conciencia de nuestro cuerpo.
  • Controla tus pensamientos. La situación es la que es, no tenemos garantías de lo que va a suceder. No estés pensando constantemente en síntomas o sentimientos que te muestren una pista de qué está ocurriendo, sólo provocan más estrés.
  • Utiliza pensamientos positivos o mantras que te den fuerza, como por ejemplo: "Hoy voy a disfrutar de mi día"; "No voy a estresarme por cosas sin importancia"; "Voy a mantenerme firme en la esperanza y el optimismo"...
  • Hazte ilusiones. Decir "prefiero pensar que no, así la decepción es menor" no sirve de nada. No se puede evitar ilusionarse, por lo que si tienes pensamientos positivos activas tu cerebro para que espere el embarazo. No se debe tener miedo a la desilusión, si llega el momento seguro que tendrás fuerza y recursos. Es esencial que combatas el temor con la certeza interior de que algún día serás madre.
  • Cuando te vayas a realizar la prueba no lo plantees en términos absolutos ¿voy a ser madre o no? debes pensar ¿va a ser en este ciclo o en otro?
  • Continúa con tu vida normal. El personal médico te dará las recomendaciones necesarias. El reposo no es necesario, estar demasiado quieta impide la correcta irrigación del útero, haciéndolo menos receptivo. Evita esfuerzos físicos y no te canses demasiado, pero caminar y moverse ayuda a liberar endorfinas y te distrae.

El mantra a seguir debe ser normalidad con tranquilidad. Seguro que muchas de estas recomendaciones te aportan otras ideas que puedes aplicar y harán que estos días sean más agradables y la espera sea más corta. Por último, si necesitas consultar con un profesional, no te sientas cohibida, en FIV Valencia contamos con un departamento de apoyo psicológico para ayudaros en este camino.

Hacemos un gran esfuerzo editorial. Compartiendo este artículo nos ayudas y motivas para seguir nuestro trabajo.

Autor

Dra. Amalia Bayonas
Dra. Amalia Bayonas
Psicóloga
Graduada en Psicología por la Universidad de Miami, Florida, con más de 20 años de experiencia en el tratamiento de los aspectos psicológicos que se relacionan y afectan a los pacientes de reproducción asistida. Realización de talleres y charlas a pacientes y profesionales, trabajos de investigación y campañas de prevención y bienestar emocional. Responsable del gabinete psicológico de FIV Valencia. Más sobre Dra. Amalia Bayonas
Número de colegiado: PV 3734

Todo sobre la reproducción asistida en nuestros canales.